El Parlamento de España da el primer paso para legalizar la eutanasia
Los diputados votaron a favor de debatir el proyecto presentado por el socialismo. Si lo aprueban, pasará al Senado. Duro rechazo de la derecha.

El Parlamento español dio este martes el primer paso para debatir su ley de eutanasia, una propuesta que llega por tercera vez al Congreso de los Diputados y que, de ser aprobada, convertirá a España en el cuarto país europeo que legaliza la muerte digna luego de Holanda, Bélgica y Luxemburgo.

Eran las nueve de la noche en España cuando la mayoría de los partidos con representación parlamentaria aprobó la tramitación de un proyecto presentado por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE): 203 diputados, entre los de la coalición de gobierno -formada por el PSOE y Unidas Podemos-, Ciudadanos, los independentistas catalanes y vascos de Esquerra Republicana de Cataluña, Partido Nacionalista Vasco, Junts per Catalunya, EH Bildu y las demás fuerzas minoritarias votaron a favor, superando las 176 adhesiones necesarias para que la iniciativa sea debatida.

Los 140 diputados que suman el Partido Popular (PP) y Vox votaron en contra mientras que Unión del Pueblo Navarro (UPN) y el Foro Asturias se abstuvieron.

“Da igual la bancada en donde nos sentemos, el dolor humano no tiene ideología”, dijo la socialista y ex ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, sobre la propuesta que convertiría a España en el sexto país del mundo en haber regulado la muerte digna. Además de los tres países europeos, Canadá y Colombia ya cuenta con ley de eutanasia propia.

El presidente del gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, defendió el proyecto que busca legalizar la muerte digna. /AFP

El proyecto presentado postula permitir poner fin a la vida con la intervención de un profesional de la salud en caso de enfermedad incurable, grave, crónica o de invalidez perpetua. Los socialistas apuestan a incluir esta práctica entre las prestaciones del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Respecto del rol de los médicos ante casos de muerte digna, podrían optar por la objeción de conciencia en caso de no estar plenamente de acuerdo en realizar esta práctica.

De ser aprobado por el Congreso, la propuesta pasará al Senado, donde el PSOE perdió la mayoría en las últimas elecciones de noviembre del año pasado.

El portavoz adjunto del PP en el Congreso, José Ignacio Echániz, fue lapidario en su “no”: “Supone ahorros con las personas más vulnerables, los mayores. Son recortes sociales en toda regla con la excusa de morir dignamente”, dijo.

“Lo humano es cuidarnos, y acabar con los enfermos es realmente reaccionario -dijo Echániz-. Los diputados tienen la obligación de eliminar el dolor y el sufrimiento, pero no a la persona con dolor y sufrimiento.”

“Señores del PP: lo único que ahorrará la ley de eutanasia es el sufrimiento de miles de personas. Una demanda de la sociedad española que no puede esperar. Están a tiempo. Pueden ayudarnos a garantizar el derecho a una muerte digna o seguir instalados en el absurdo y el bloqueo”, dijo el presidente socialdemócrata Pedro Sánchez en las redes sociales.

El partido de ultraderecha Vox, a través de su diputada Lourdes Méndez Monasterio, subrayó que la propuesta “convierte al Estado en una máquina de matar y a los médicos en sus cómplices y verdugos”.

Pablo Echenique, portavoz del bloque parlamentario de Unidas Podemos que padece atrofia muscular espinal -una enfermedad genética y hereditaria-, señaló: “¡Qué cosas más repugnantes tenemos que escuchar a veces en la Cámara!”. “Es repugnante que tú defiendas esto”, le gritaron desde la bancada opositora.

En uno de los palcos del Congreso, Angel Hernández, el hombre que en abril de 2019 ayudó a morir a su pareja, María José Carrasco, una enferma terminal, seguía la sesión.

Queda ahora un largo recorrido parlamentario que puede durar meses. El gobierno espera que pueda entrar en vigor antes del verano en España.

¿tu reaccion?

Conversaciones de facebook